viernes 12 de agosto de 2022 - Edición Nº5417

Salud | 4 ago 2022

Semana Mundial de la Lactancia

La lactancia humana es más que alimento: recomendaciones para realizar el stock de leche

Este año, la Semana Mundial de la Lactancia se lleva a cabo bajo el lema "Proteger la lactancia es una responsabilidad compartida”; en este marco el Ministerio de Salud de la provincia insiste en la importancia del acompañamiento a las personas que amamantan.


Al respecto, Daiana Elizalde, nutricionista de la Maternidad Provincial 25 de Mayo, habló de la importancia y las necesidades que pueden llevar a una persona a realizar un stock de leche. En este sentido, señaló que “el stock de leche se puede hacer por muchas causas: una necesidad fisiológica de la mama, mujeres que producen de más leche o en el caso de las personas que trabajan fuera del hogar, para que el bebé se siga alimentando con la leche materna en su ausencia”.
Al momento de realizar la extracción es muy importante tener en cuenta la higiene; “una buena higiene de manos, del sacaleche en el caso de usarlo, y del recipiente donde se conservará la leche, ya sea mamadera u otro envase”, aclaró Elizalde.
Por otro lado, la experta en nutrición explicó que “hay que tener presente qué recipiente se usará para la conservación; tenemos los que llamamos caseros que puede ser el frasco de vidrio con tapa de plástico, como los frascos de café. La tapa no puede ser de acero porque se oxida y no son compatibles con alimentos; también se puede comprar las bolsitas recolectoras de leche, que se venden en farmacias o pañaleras, son prácticas y económicas pero no son reutilizables”.
En lo posible, no se debe conservar leche en grandes cantidades, es mejor si se puede, conservar de a 100 ml para no desperdiciar en el caso que no se tome toda.
En cuanto a la conservación de la leche, Daiana, explicó que “a temperatura ambiente, desde el momento de la extracción y si la temperatura es de hasta 24° puede estar 4 horas, lo importante es que la temperatura no supere los 24°”. Asimismo, dijo que “en la heladera, en la parte de atrás de la misma, no en la puerta, que es la parte más fría puede durar 48 horas; congelada dura 3 meses, mientras que en el freezer dura 6 meses”.
La leche se calienta a temperatura ambiente o a baño maría sin fuego, por esto también si la cantidad es poca, al tener grasa se descongela más rápido. En el caso del baño maría, se coloca la leche dentro de un recipiente con agua hervida; no sobre el fuego. “Un consejo muy importante es que no se calienta en microondas, así como tampoco se calienta ningún alimento para niños menores de dos años porque la proteína se desnaturaliza y pierde los nutrientes”, resaltó Daiana Elizalde.
Para finalizar, detalló las diferentes formas de extracción; en este caso, también explicó que se determinará el mejor para cada persona de acuerdo a las necesidades personales. En este caso indicó que “para implementar la técnica de extracción acorde a cada persona, lo más recomendable es asesorarse de acuerdo a las necesidades de cada una. Se puede usar una técnica manual, a otras mujeres se les recomienda el sacaleche porque en menor tiempo se extrae más. En este sentido los sacaleches pueden ser manuales o eléctricos y la elección de los mismos va a depender de qué tanto necesita extraerse y del recurso económico con el que cuenta”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias