domingo 25 de julio de 2021 - Edición Nº5034

Opinión | 7 jun 2021

La pandemia, "la política del Gobernador"

Hoy la gente dijo “basta” al atropello político sobre los derechos de la gente para poder trabajar, y más aquellos que son independientes.


Mientras el gobierno (gobernador) sigue restringiendo a gusto y antojo, lo que realmente no ven estos políticos (y los englobamos a todos, porque es fácil estar cobrando del estado sin hacer nada, mientras el pueblo sufre por su incompetencia), es que el pueblo, en su mayoría está sufriendo desde lo económico. Los comerciantes, los independientes, los que pagan los impuestos, están siendo avasallados por políticas antidemocráticas.
El gobierno demuestra el poder que tiene al prohibir el trabajo digno de cada persona que no está ligada al estado. Según declaraciones, el mismo gobernador dialoga diariamente con los comerciantes. ¿lo que no dijo, con cuáles? Porque quedó en evidencia que la situación no da para más. Su política basada en el camuflaje de la “pandemia” ya no funciona.

Los únicos beneficiados en la pandemia, son los funcionarios públicos y la administración pública, ese salvavidas que se llama “estado”.

Si la provincia está en una situación crítica, es porque el gobierno falló en cada paso que dio. Es lo que se puede apreciar en la gente y en las redes sociales.
Hoy quedó al descubierto, que mientras el gobernador restringe cada vez más, empresas a las que él y su familia poseen, trabajan igual, cuando no están habilitadas por el decreto que el mismo firmó.
La bronca e impotencia de la gente es ¿Por qué ellos si pueden, y otros no? La gente se empieza a convencer que estas políticas no funcionan, y con el correr de los días, los catamarqueños se hunden en la pobreza.
Otros piensan que, en estas próximas elecciones, habrá pase de factura al oficialismo, debido a que los funcionarios (todos) no tienen ni voz ni voto, y ni siquiera se animan a decirle al gobernador lo mal que está afectando la gestión al pueblo. De la oposición, imposible opinar, ellos también se sienten protegidos por el estado.
Lo raro es la actitud de estos políticos, que con el correr de las horas, la mayoría ni siquiera se animó a opinar ni en sus propias redes sociales sobre las empresas de la Flia Jalil que estaban trabajando, cuando no correspondía.
Algo que deben tener en cuenta los políticos es “No muerdas a la mano que te dio de comer”. La gente no olvida. Ayer estaban los radicales, hoy ustedes, y mañana quien sabe.
Si el gobernador tiene tanta liviandad para nombrar a familiares, amigos y militantes en el estado, debería empezar a nombrar a los comerciantes también. Porque, al fin y al cabo, la ayuda que pregonan, con millones en asistencia, no se la ve.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias